Mormón: El profeta y escritor principal del Libro de Mormón

    El antiguo profeta Mormón, del Libro de Mormón, contemplando la destrucción de su pueblo mientras protege los registros conservándolos a su lado.

    Te compartimos un poco sobre quién fue Mormón, el antiguo profeta e historiador, que incluye su infancia, su alistamiento militar y, lo más importante, su papel en la redacción y compilación de los registros sagrados que posteriormente fueron traducidos y reconocidos como el Libro de Mormón.


    ¿Quién fue Mormón?

    Mormón era un hombre que vivía en las Américas alrededor del año 311-385 d. C. Uno de los momentos más importantes de su historia comienza cuando fue elegido por Jesucristo para preservar y proteger los registros sagrados, así como para añadir su propia historia y experiencias. Estos registros posteriormente se convertirían en el Libro de Mormón.

    El Libro de Mormón es reconocido por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como una escritura paralela a la Biblia que, en conjunto, utilizan para su estudio religioso.

    Es importante destacar que, además de servir como profeta e historiador, Mormón era un líder natural que comandaba muchas tropas en su ejército nativo.

    Primeras etapas de la vida de Mormón

    Mormón nació en la civilización nefita, un pueblo históricamente justo, temeroso de Dios, que vivió en la antigua América.

    A los 10 años de edad, Mormón fue contactado por un antiguo encargado de los registros llamado Ammarón, a quién el Señor le había dicho que cuidara de una serie de registros históricos valiosos, escritos en finas placas de oro. Los registros contenían cientos de años de historia y habían sido transmitidos de una generación a otra. Pero debido a la maldad de la gente, Ammarón tuvo que ocultarlos enterrándolos en una colina y darle la encomienda a Mormón de encontrarlos cuando tuviera 24 años.

    Mormón creció para ser un joven fuerte y fiel. A los 15 años, Jesucristo se le apareció despertando así su interés por enseñarle a su comunidad acerca de Él y sus doctrinas; sin embargo, la gente nefita no estaba dispuesta a escuchar.

    A los 17 años de edad, Mormón fue elegido para liderar los ejércitos de los nefitas, lo cual hizo durante muchos años. Pero a medida que el ejército de la gente lamanita, el enemigo de la civilización nefita, comenzó a ganar más y más batallas, las tropas de Mormón se vieron obligadas a retirarse.

    Mormón se convierte en historiador y conservador de los registros

    Cuando tenía 24 años de edad, Mormón obtuvo los registros ocultos, tal como le había dicho Ammarón. Comenzó a actualizarlos, escribiendo sobre su gente y las guerras que estaban experimentando. También escribió sobre Jesucristo, el arrepentimiento, el bautismo y el Espíritu Santo. Después de relatar su historia, compiló y recogió la historia de los registros pasados en un solo volumen. Durante este tiempo, las guerras entre nefitas y lamanitas continuaron, por lo que Mormón a menudo se escondía por su propia seguridad y por la de los registros.

    Mormón llevó a su ejército a una batalla particularmente devastadora. Miles fueron asesinados y él resultó gravemente herido, lo que ocasionó que escondiera y enterrara muchos de los registros sagrados. Los restantes los dejó con su hijo, Moroni, a quién además le ordenó que escribiera la historia final de su pueblo. Moroni siguió la encomienda de su padre y finalmente enterró los registros completos.

    Casi dos mil años después, los registros fueron descubiertos, traducidos al inglés y publicados como el Libro de Mormón, llamado así por el profeta Mormón, que había compilado, escrito y conservado gran parte de ellos.

    ¿Cuál es la importancia?

    Mormón ayudó a mantener seguros los registros históricos para que todas las personas pudieran leer y aprender de ellos incluso miles de años después de su muerte. El Libro de Mormón testifica de Jesucristo, invita a todas las personas a aprender de Él y enseña cómo llegar a ser más como Él. Cuanto más sepamos de Jesucristo y sus enseñanzas, más equipados estaremos para seguir Su ejemplo perfecto.

    Si quieres conocer más sobre estos registros históricos, haz clic aquí para obtener una copia del Libro de Mormón.

    Contenido relacionado: