Conozca a la Presidencia del Área de Centroamérica

    Imagen
    La Presidencia del Área de Centroamérica, de izquierda a derecha: élder Brian K. Taylor, primer consejero; élder Juan A. Uceda, presidente de área; élder Alan R. Walker, segundo consejero

    La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se administra por áreas geográficas. Bajo la dirección de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles, las presidencias de área brindan dirección espiritual y administrativa a los líderes y miembros de la Iglesia que viven en sus áreas.

    El Área de Centroamérica incluye siete naciones: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, con la oficina principal ubicada en la Ciudad de Guatemala.

    La Presidencia del Área de Centroamérica está integrada por los élderes Juan A. Uceda, presidente; Bryan K. Taylor, primer consejero; y Alan R. Walker, segundo consejero. A continuación, puede leer un breve resumen de sus vidas y sus comentarios sobre el privilegio de servir aquí en Centroamérica.

    Élder Juan A. Uceda, presidente de Área

    Imagen
    Élder Juan A. Uceda y hermana María Isabel Bendezú de Uceda

    El élder Juan A. Uceda nació en Lima, Perú, el 10 de julio de 1953. Se casó con María Isabel Bendezú en 1979, y tienen cinco hijos.

    Fue sostenido como Setenta Autoridad General de la Iglesia el 3 de abril de 2010, y desde entonces ha servido como líder de la Iglesia en muchas partes del mundo, incluyendo Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Filipinas, Estados Unidos y las islas del Pacífico. (Véase su biografía oficial; véase también un artículo publicado en sudca.org: “Élder Juan A. Uceda habla desde su corazón”.)

    Cuando empezó su servicio como presidente del Área de Centroamérica en agosto de 2018, el élder Uceda dijo lo siguiente: “Para mi esposa y para mí es un gran privilegio el servir en Centroamérica, un lugar escogido en la viña del Señor. Nuestro mayor gozo será conocer a los santos de la Iglesia de estos siete bellos países y conocer de sus testimonios. Nuestro amado profeta, el presidente Russell M. Nelson, nos ha invitado a todos a ministrar a las ovejas de la casa de Israel. Venimos a unirnos a todos los santos de Centroamérica en el esfuerzo de ministrar a todos los que se han apartado de la Iglesia, a todos los nuevos conversos y a todos los santos en general. Todos ellos están en nuestras oraciones, así como todos los habitantes de esta área por quienes también oramos”.

    En 2019, cuando se reorganizó la presidencia de área y llegaron dos consejeros nuevos, el élder Uceda dijo: “El presidente Nelson ha enseñado claramente la importancia de ministrar a todas las preciosas ovejas del Señor. Como nueva presidencia de área estamos comprometidos a llevar a cabo esto. En nuestras visitas a estacas, misiones y distritos seguiremos ministrando a los líderes y a los santos y enseñando una y otra vez que los consejos de barrio y rama coordinan la ministración de las ovejas, una por una”.

    Élder Brian K. Taylor, primer consejero

    Imagen
    Élder Brian K. Taylor y hermana Jill Featherstone de Taylor

    El élder Brian K. Taylor nació en Utah, el 15 de abril de 1964. Se casó con Jill Featherstone en 1987, y tienen siete hijos.

    Fue sostenido como Setenta Autoridad General de la Iglesia el 1º de abril de 2017, y desde entonces ha servido como líder de la Iglesia en el Área Idaho/Norteamérica Central. Antes había prestado servicio en muchos llamamientos de la Iglesia, incluso como presidente de la Misión Texas Dallas. (Véase su biografía oficial.)

    Al empezar su servicio como primer consejero de la presidencia del Área de Centroamérica, el élder Taylor expresó sus sentimientos a todos los que viven en el área:

    “Mi esposa Jill y yo estamos emocionados por haber sido llamados por el profeta viviente del Señor para venir y servir entre las personas puras y fieles de Centroamérica. Para Jill, esto es parecido a la situación en la que a Nefi se le mandó construir un barco y cruzar las grandes profundidades, ya que ella no tiene ninguna experiencia con el idioma español y nunca antes ha vivido fuera de los Estados Unidos. Pero al igual que Nefi, ella tiene la fe para decir ‘iré y haré.’ Aun así, Jill está floreciendo entre estas queridas almas, comunicándose con ellos a través del amor y los abrazos.

    “Desde el momento en que fuimos llamados, he tenido la impresión de que vendría a esta tierra sagrada para aprender de su hermosa gente más de lo que podré enseñarles jamás. Así que, vengo con gran humildad a cumplir con esta asignación de servir en la presidencia de área con los élderes Uceda y Walker, sabiendo que el Señor caminará a nuestro lado mientras avanzamos en este servicio. Yo testifico del Cristo viviente y sé que Él va delante de nuestra faz con amor y caridad por cada uno de nosotros”.

    Élder Alan R. Walker, segundo consejero

    Imagen
    Élder Alan R. Walker y hermana Inés Sulé de Walker

    El élder Alan R. Walker nació en Buenos Aires, Argentina, el 2 de enero de 1971. Se casó con Inés Marcela Sulé en 1993, y tienen una hija.

    Fue sostenido como Setenta Autoridad General de la Iglesia el 6 de abril de 2019. Anteriormente había prestado servicio en varios llamamientos de la Iglesia, incluso como presidente de la Misión México Monterrey Este. Más recientemente, sirvió como Director de Asuntos Temporales en el Área de Sudamérica Sur. (Véase su biografía oficial.)

    Cuando inició su obra como segundo consejero de la presidencia del Área de Centroamérica, el élder Walker compartió sus impresiones: “Qué privilegio tan grande es para mí poder servir al Señor en la presidencia del Área de Centroamérica. Siento un profundo amor y aprecio por mis compañeros en la presidencia, los élderes Juan A. Uceda y Brian K. Taylor. Al meditar sobre nuestra oportunidad y privilegio de establecer Sión en esta parte tan especial del mundo, resuenan en mi alma las palabras del profeta José Smith cuando dijo: ‘Ninguna mano impía puede detener el progreso de la obra..., hasta que se cumplan los propósitos de Dios, y el gran Jehová diga que la obra está concluida’. Ruego que el Señor nos bendiga y fortalezca, a todos los misioneros, líderes y miembros en Centroamérica, para que trabajemos juntos en pos del recogimiento de Israel a ambos lados del velo”.