¿Cómo influirán los cambios anunciados en los alumnos de seminario de Centroamérica?

    Imagen

    Los alumnos van a estudiar un solo libro de escrituras a la vez. A partir de 2020 Seminarios e Institutos de Religión cambiará los cursos a enseñar para que concuerden con Ven, Sígueme.


    La Primera Presidencia de la Iglesia anunció el 22 de marzo de 2019 un cambio a los calendarios y planes de estudio existentes para los seminarios en todo el mundo.

     

    El seminario actualmente no está alineado con el programa Ven, Sígueme, el currículo centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia. Esto hace que los jóvenes estudien varios libros de escritura a la vez en un mismo año, incluidos el de la Escuela Dominical, el que se estudia en seminario y cuando los líderes hacen invitaciones a leer el Libro de Mormón.

     

    En respuesta a las invitaciones de los líderes de la Iglesia, a partir de enero de 2020 Seminarios e Institutos de Religión cambiará los cursos a enseñar para que concuerden con Ven, Sígueme. En el Área de Centroamérica realizaremos la transición en el 2019.

     

    Esto significa que en el primer período de 2019 cerraremos el curso de Doctrina y Convenios con la sección 75 y en el segundo período se estudiará la primera mitad del Nuevo Testamento (de Mateo a Juan). En el 2020 en lugar de estudiar el Antiguo Testamento que correspondía en el esquema anterior, estudiaremos el Libro de Mormón.

     

    Además, el currículo de seminario se ajustará a un enfoque basado en la doctrina en lugar de un estudio secuencial de las Escrituras. Este nuevo currículo será dirigido por las Escrituras; el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento continuarán siendo el texto principal de los alumnos.

     

    Sé que estos cambios apoyan aún más el énfasis profético en el aprendizaje del Evangelio centrado en el hogar y el papel de la juventud en la obra del Señor. Este enfoque unificado ayudará a nuestros jóvenes en Centroamérica en su búsqueda de aumentar su amor por el Padre Celestial y Jesucristo, y profundizar su conversión al Evangelio restaurado.

     

     

    Testimonios de alumnos de seminario:

    imagen
    Lexy C., cuarto año de seminario

    Lexy C.

    Barrio Arraiján 1, Estaca Arraiján, Panamá

     

    “Con el plan de estudio anterior, me preguntaba, ‘¿Con qué empiezo a estudiar?’ Tengo Doctrina y Convenios en seminario, el Nuevo Testamento en Ven, sígueme y el Libro de Mormón en Mi Progreso Personal. ¡Son muchas cosas!

     

    “Esta idea de tener un enfoque más directo con el mismo material de Ven, sígueme nos ayudará a comprender mejor la doctrina. Será mucho más sencillo para nosotros. Cuando leí la noticia fue como ¡Wao! otro cambio. Me pregunté, ¿podremos? La verdad pienso que sí, sabemos que el Señor ha preparado estas cosas.

     

    “Sé que el Padre Celestial hace sentir a la Primera Presidencia que esto nos va a fortalecer como jóvenes y nos va a ayudar a tener un enfoque más fuerte de lo que estaremos estudiando este año en seminario. Me siento bendecida con esto; aprovecharé esta oportunidad al máximo y me permitirá unirme más a mi familia”.

    imagen
    Keyshon C., segundo año de seminario

    Keyshon C.

    Barrio San Juan, Estaca Managua Nicaragua Universitaria

     

    “Yo sé que seminario es un programa inspirado por Dios, y sé que los cambios también han sido inspirados por Dios para el beneficio de nosotros los jóvenes, a fin de que aprendamos más sobre la Iglesia y los principios que allí se enseñan. Yo sé que todo lo que están haciendo es para nuestro beneficio y que nos va a ayudar en muchos aspectos durante toda nuestra vida”.

    imagen
    Adriana Z., cuarto año de seminario

    Adriana Z.

    Barrio Chamac, Estaca San Pedro Guatemala

     

    “El estudiar Ven, sígueme con mi familia me ha ayudado a fortalecer los lazos familiares y compartir experiencias. Al estudiar el mismo libro de Ven, sígueme en seminario y en familia, ayudará a que todos elevemos nuestro aprendizaje. Adquiriremos conocimiento tanto por el estudio como por la oración, para ser discípulos de Jesucristo y poner en práctica sus enseñanzas en nuestras vidas”.

    Para más información de cómo el estudio de los alumnos de seminario se alineará con el programa de “Ven, Sígueme”, lee este artículo