Por Carlos José Cuellar Buezo

    Mi primer año en instituto de religión

    imagen
    Carlos José Cuellar Buezo culminó en 2018 los siguientes cursos: “Fundamentos de la Restauración” y “Jesucristo y el Evangelio Sempiterno”.

    Seminario era una de las partes favoritas de mi día. Pero ahora que estoy en instituto de religión, he comprendido que todos los programas que se han creado en la Iglesia son perfectos.

    Siempre he sido curioso y tenía muchas incógnitas acerca de la historia de la Iglesia. Al venir a instituto aprendí que otros jóvenes adultos solteros tenían las mismas dudas que yo, y a su vez tenían las respuestas a las preguntas que yo tenía.

    Instituto es un lugar en donde podemos aprender de los demás, ayudarnos mutuamente y tener el apoyo de los maestros para ser guiados en el camino de las escrituras.

    Instituto me ha ayudado a acercarme más al Salvador y a tener experiencias edificantes. He obtenido un testimonio más fuerte, y ahora me siento más seguro de servir una misión. Les testifico que al asistir con un verdadero deseo de aprender, y si se dejan guiar por los maestros, obtendrán respuestas a todas sus inquietudes y tendrán la seguridad al declarar las cosas que ya sabían, pero de las cuales no tenían un testimonio propio.