Saltar navegador principal
Por Gonzalo Galindo

Testimonio de las bendiciones de asistir a la reunión sacramental

imagen

'La reunión sacramental es definitivamente una hermosa bendición en mi vida'.


La reunión sacramental ha sido durante mucho tiempo mi manera de sentir el amor de un Padre Celestial que se interesa en mi bienestar. Mi Padre Celestial permitió que su Hijo Jesucristo viniera a esta tierra a entender mis pesares, mis dolores físicos y mentales, mis tristezas y decepciones. Jesucristo pagó por mis faltas con su propia vida, nos trazó una ruta a seguir y nos animó a vivir el Evangelio .

Cada vez que tomo la Santa Cena recuerdo lo que Jesucristo hizo por mí, recuerdo la importancia de arrepentirme de mis constantes fallas de carácter y desobediencia, pero también recibo esperanza al saber que soy amado y aceptado. En mi corazón siento un profundo agradecimiento por su amor incondicional.

Disfruto tanto la solemnidad de la reunión sacramental. La bella música me invita a meditar. La reverencia durante la repartición de la Santa Cena y el respeto de la congregación al participar de este sagrado acto me trae paz.

Me encanta escuchar los mensajes de mis hermanos, sus experiencias y testimonios y las instrucciones de mis líderes eclesiásticos. La reunión sacramental es definitivamente una hermosa bendición en mi vida.