Saltar navegador principal
Por Adela Sagastume Peña

Merecen ser recordados: “Las historias que no se cuentan se olvidan”

imagen

“Hay mil y una cosas que nos unen a nuestros antepasados”, dijo Randy Luna, “porque todos merecen ser recordados”.

El pasado 29 de julio, un grupo de aproximadamente 700 jóvenes adultos solteros asistieron a la convocatoria de unirse al nuevo y único programa del Área de Centroamérica llamado “Merecen Ser Recordados”. Desde la entrada del edificio hasta el estrado, se mostraba que este programa busca algo diferente y a gran escala. En los pasillos se observaban personas vestidas de blanco y decoraciones antiguas pertenecientes a los antepasados de los jóvenes organizadores.

Acompañados de la Presidencia de Área, algunos Setentas y otros líderes locales, se presentó el objetivo principal de este programa, el cual es seguir la invitación de nuestro profeta, el presidente Russell M. Nelson: “Nuestro mensaje al mundo es sencillo y sincero: invitamos a todos los hijos de Dios en ambos lados del velo a venir a su Salvador, recibir las bendiciones del santo templo, tener gozo duradero y calificar para la vida eterna” (“Trabajemos hoy en la obra,” Liahona, mayo 2018).

imagen
Muchos jóvenes adultos solteros aprendieron y practicaron cómo invitar a otros a usar las herramientas de la historia familiar para buscar y conocer a sus antepasados.

La reunión dio inicio con un hermoso preludio musical, y fue dirigida por Randy Luna y Vicky Turcios, quienes son los dos jóvenes adultos solteros a cargo de este programa en las regiones Central, Sur y Este de Guatemala.

El primer orador, élder Jorge F. Zeballos (primer consejero de la Presidencia del Área), mostró a los jóvenes adultos solteros algunas fotografías de su infancia, las cuales obtuvo al visitar recientemente su ciudad natal en Chile. Compartió algunos de los momentos familiares que vivió al encontrarse con muchos recuerdos de su infancia e instó a los jóvenes a poder hacer su historia familiar, a unir sus lazos familiares y a venir al Salvador como familias por medio del espíritu de Elías. “Qué maravilloso es tener la luz, la esperanza y la certeza de que no todo acabó en esta vida”, dijo élder Zeballos.

Vicky Turcios mencionó, “Las historias que no se cuentan se olvidan, porque todos merecen ser recordados”, siendo esto un preámbulo para el hermano Jared Ocampo, quien fue el segundo orador de la tarde. El hermano Ocampo y el hermano Paul Higueros enseñaron a los jóvenes adultos solteros cómo utilizar la historia familiar para predicar el evangelio. Hablaron de cuatro pasos clave para poder lograr este objetivo: pregúntales, muéstrales, respóndeles e invítales. Los jóvenes adultos solteros tuvieron la oportunidad de hacer prácticas de enseñanza utilizando el patrón dado.

imagen
Al participar del programa de “Merecen ser recordados”, no sólo recordamos a nuestros antepasados, sino también invitamos a otros a que lo hagan también.

Una actividad titulada “¿Quién tiene mi nombre?” fue presentada por los jóvenes de estaca Utatlán. Varios jóvenes caminaban en medio de los pasillos del salón sacramental hacia el estrado, mientras un coro cantaba de fondo “Me encanta ver el templo”. Como parte de esta actividad los jóvenes estaban vestidos de blanco, representando personas en el mundo de los espíritus. Cada uno de ellos tenía la historia de una persona ya fallecida; el objetivo de la actividad era que después de que cada persona dijera su historia, preguntara quién entre la congregación tenía su nombre para poder hacer la obra vicaria por ellos. Algunos nombres fueron encontrados y otros no, representando así lo que pasa en el mundo de los espíritus cuando no se realiza la obra por nuestros antepasados.

En un momento muy conmovedor y lleno de la influencia del Espíritu, el hermano Eber García (director de la región sur de Institutos de Religión) tomó la palabra para continuar con la invitación de recordar a aquellos que han sido cercanos a nosotros. Él pidió previo a la charla, que cada joven adulto soltero pudiera llevar una prenda u objeto significativo que les recordara a alguien de su familia que estuviera del otro lado del velo; los jóvenes adultos solteros tuvieron la oportunidad de intercambiar historias y recordar a sus antepasados unos con otros. Incluso algunos de ellos pudieron compartir historias personales ante toda la congregación, recalcando así la importancia de recordarles y motivar a los jóvenes a hacer su historia familiar para encontrar a aquellos que están esperando del otro lado del velo.

imagen
Los jóvenes adultos solteros están invitados a salir a las calles y cementerios en días específicos para invitar a todas las personas a recibir el evangelio por medio de su propia historia familiar.

Previo al último discursante, unos talentosos jóvenes interpretaron un número musical que llenó el salón de un espíritu inspirador, dando así lugar para el élder Valeri V. Cordón (segundo consejero de la Presidencia del Área) quien fue el último orador. Élder Cordón entonces unió todos los mensajes de la noche para invitar a los jóvenes adultos solteros a seguir la invitación del presidente Russell M. Nelson de unir la historia familiar y la obra misional. Al participar del programa de “Merecen ser recordados”, no sólo recordamos a nuestros antepasados, sino también invitamos a otros a que lo hagan también.

Los jóvenes adultos solteros están invitados a unirse a los grupos de trabajo organizados en cada consejo de coordinación en Guatemala. Saldrán a las calles y cementerios en días específicos para invitar a todas las personas a recibir el evangelio por medio de su propia historia familiar.

Aproximadamente 700 jóvenes adultos solteros asistieron a la convocatoria de unirse al programa. Un gran número se motivaron a inscribirse y participar de este programa que se iniciará en Guatemala.
Aproximadamente 700 jóvenes adultos solteros asistieron a la convocatoria de unirse al programa. Un gran número se motivaron a inscribirse y participar de este programa que se iniciará en Guatemala.

Luego de escuchar los mensajes, música y testimonios de aquellos que participaron en los pilotos de la campaña y sentir el fuerte espíritu que se sintió en la reunión, muchos jóvenes adultos solteros se motivaron a participar de este programa, hubo un gran número que se comprometió a realizar esta gran obra en Guatemala.

Los consejos de coordinación de Retalhuleu, Cobán y Quetzaltenango, presididos por el Setenta asignado, ya han llevado a cabo reuniones similares a esta en el mes de agosto con el fin de expandir esta campaña en todo el país.

imagen
A través de estas iniciativas del área los jóvenes adultos solteros participan en la obra de salvación.