Saltar navegador principal
Por German Meza

El matrimonio es la más vital de todas las decisiones

imagen
Templo de Tegucigalpa, Honduras

'El matrimonio es la más vital de todas las decisiones... la que causa efectos de más alcance, ya que tiene que ver no solamente con la felicidad inmediata, sino también con el gozo eterno...' (Spencer W. Kimball, “Unidad en el matrimonio”, 7 de septiembre de 1976).

Ese párrafo tocó grandemente mi corazón ya que el casarme con mi esposa me ha dado una felicidad inmediata que me prepara para tener el gozo eterno junto con ella en el reino de nuestro Dios.

Sé que no será fácil el camino de regreso al Padre Celestial, pero con mi compañera eterna pasaremos las pruebas y tentaciones juntos. Aprendí que el matrimonio puede exceder en miles de veces a cualquier otro tipo de felicidad.

El Señor da consejos para poder ser felices en el matrimonio y vencer las pruebas y tentaciones por medio de Sus escrituras, los profetas y apóstoles actuales, lo que tenemos que hacer es leer, escuchar y aplicarlo.

No puedo expresar la felicidad que sentí al momento de estar arrodillado en el altar del templo y tener a mi esposa en frente de mí y pensar que ella sería mi esposa por siempre. Eso fortaleció mi testimonio más en el evangelio de Jesucristo.

Testifico que el matrimonio entre el hombre y la mujer es ordenado por Dios, nuestras vidas son bendecidas en gran manera y todo lo demás vendrá por añadidura, solo se necesita tener fe y determinación.

Ya estamos prontos a cumplir nuestro primer año de casados y sé que soy feliz cada día con ella y aún nos queda una eternidad por vivir y aprender el uno del otro.

Sé que esto es verdad y sé que estamos en la Iglesia del Señor Jesucristo y que Él ha restaurado el Sacerdocio de Dios, con el cual podemos ser sellados por este tiempo y la eternidad.

imagen
Familia Meza