Saltar navegador principal
Por Ilsen Canales

Cómo seguir adelante con firmeza en Cristo

Seguir adelante

El lema de la Mutual para el año 2016 fue 2 Nefi 31:20 “Debéis seguir adelante con firmeza en Cristo”. Para muchos jóvenes más que un lema se convirtió en una motivación para vivir el Evangelio. Cuatro de ellos, desde diferentes lugares de Nicaragua comentan cómo han puesto en práctica dicho lema.

Marvin, 16:

Para mantenerme firme he aprendido a apoyarme en mi testimonio, por eso procuro nutrirlo constantemente al leer las Escrituras, al ayunar, indexar y trabajar en historia familiar. La oración y el ayuno han sido armas sumamente poderosas para cambiar mi vida y aumentar mi testimonio.

Otra forma en la que he puesto en práctica el lema es apoyando la obra misional, esto me hace sentir feliz ya que puedo compartir el amor que Jesucristo me ha dado y puedo dar amor a los otros a través del servicio. El Evangelio es la pieza fundamental de mi vida y el gozo que yo siento quiero compartirlo con otros. Es más fácil hablar del Evangelio cuando sientes amor por las personas. Sé que Cristo vive, que vino a expiar nuestros pecados, Él venció al mundo y Él nos da los medios para poder alcanzar la salvación si seguimos adelante.

Daynnath, 17.

Una de las cosas que me ayuda a perseverar es el Progreso Personal que llevamos a cabo en las Mujeres Jóvenes porque al ir cumpliendo cada meta me ayuda ser más como Cristo. También es importante leer el Libro de Mormón aunque a veces a los jóvenes se nos dificulta pero podemos avanzar en la lectura un poco cada vez. En lo personal lo que más me ayuda es la oración diaria mediante la cual pido inspiración para saber lo que el Señor espera de mí.

Me gusta mucho el video de la canción del lema “Sigue adelante” ahí vemos a varios jóvenes que están encadenados. A nosotros los jóvenes muchas veces nos encadenan las redes sociales, la pornografía, los vicios y las malas compañías. Es posible romper esas cadenas con la ayuda de nuestros padres y líderes, la oración y la confianza en el Señor, de esa manera podremos avanzar hasta el árbol de la vida del que nos habla el Libro de Mormón y sentir gozo.

Otra forma de seguir adelante con firmeza en Cristo es prepararnos para  ir a la misión, casarnos en el templo y tener una familia que viva el Evangelio, esa es la mejor manera de perseverar. También podemos compartir el Evangelio con nuestros amigos y ser un buen ejemplo para nuestras familias. Con nuestro testimonio podemos invitar a otros a que se acerquen al Señor, podemos ser amables y respetuosos, demostrar interés verdadero en ellos. Sé que si seguimos adelante vamos a poder obtener la vida eterna. Sé que a pesar de los desafíos que enfrentamos como jóvenes podemos hacer lo que nos dice Doctrina y Convenios 10:5, “orar para salir triunfantes”.

Mutual 2016

Guadalupe 17.

Lo que a mí me ayuda a perseverar son las Mujeres Jóvenes y Seminario porque me han enseñado la importancia de poner a Dios en primer lugar, eso es lo que nos permite estar activos en la Iglesia. También al analizar el lema he aprendido que si no seguimos adelante, simplemente nos quedamos estancados, sin poder avanzar, sin poder permanecer.

En la vida no tenemos por qué sentirnos solos, tenemos la ayuda de nuestro Padre Celestial, los líderes y las palabras de aliento de los misioneros que nos fortalecen. Es hermoso compartir el Evangelio y ayudar a las  personas a que sepan que Dios existe y que siempre está con nosotros. Para mí ha sido una gran fortaleza acompañar a los misioneros porque es especial ver cómo las personas entran a las aguas bautismales, puedo sentir el gozo que experimentan los misioneros y sentir también el amor que el Padre tiene por sus hijos.

Luis, 17.

El lema “Seguir adelante con firmeza en Cristo” me ha fortalecido grandemente porque a pesar de que mi familia es miembro desde hace cuatro años, sólo yo he seguido dentro de la Iglesia. A veces es muy difícil perseverar porque hay tantas distracciones, tentaciones y maldad a nuestro alrededor que obstaculizan nuestro camino hacia el Reino Celestial. Para mí, una forma de superar estos obstáculos ha sido Seminario aun cuando tuve que esforzarme mucho para poder graduarme. Leer las Escrituras diariamente y aprender de ellas ha sido importante en mi vida, especialmente cuando me siento solo.

Ahora me estoy preparando para servir en una misión, y sé que a pesar de la oposición debo perseverar en esa decisión porque cuando salgo con los misioneros me siento feliz, es una experiencia muy grande. La mejor forma de seguir adelante, es sencilla: orar a Dios y pedirle que nos dé  la fuerza y el valor para vencer todas las cosas.

 

Consulta el lema para la Mutual 2017, en este enlace. : 'Pide'

Mutual 2017